Nuevo método para mapear la superficie de la Luna aumenta la precisión a niveles sin precedentes

La superficie de la Luna y los planetas rocosos, en particular Marte, son de gran interés para cualquiera que intente explorar nuestro Sistema Solar. La superficie debe conocerse con el mayor detalle posible, para que las misiones aterricen de forma segura o para que cualquier nave robótica navegue por la superficie. Pero hasta ahora, los métodos para analizar imágenes de, por ejemplo, naves espaciales en órbita han implicado una enorme carga de trabajo y una inmensa potencia informática, con resultados limitados. Seguir leyendo…