Científicos aficionados han ayudado a los astrónomos a identificar casi un cuarto de millón de galaxias

El telescopio Hobby-Eberly recopila imágenes que los científicos ciudadanos utilizan para identificar galaxias en el proyecto Dark Energy Explorers. Crédito: Observatorio McDonald de la Universidad de Texas en Austin.

Los astrónomos en una misión históricamente ambiciosa y masiva de mapeo de galaxias han activado a más de 10,000 científicos aficionados en 85 países para ayudar en su búsqueda. Ahora esperan aumentar significativamente su fuerza de voluntarios para un proyecto único que podría revelar por primera vez la naturaleza de la energía oscura.

El proyecto de investigación conocido como HETDEX, o Experimento de Energía Oscura del Telescopio Hobby-Eberly, tiene su sede en el Observatorio McDonald de la Universidad de Texas en Austin y depende de voluntarios que participan en línea en un proyecto llamado Dark Energy Explorers (Exploradores de la Energía Oscura). Con un teléfono inteligente o una computadora, los participantes pueden experimentar lo que es ser un astrónomo, desentrañando los misterios del universo mientras ayudan a los astrónomos profesionales a encontrar galaxias distantes y aprender más sobre la fuerza misteriosa conocida como energía oscura, que está causando que el universo se expanda rápidamente.

Desde el lanzamiento de ‘Dark Energy Explorers’ en Febrero de 2021, más de 10 000 voluntarios han identificado aproximadamente 240 000 galaxias. Eso equivale a casi una décima parte de la cantidad de galaxias que los investigadores esperan encontrar en última instancia en su estudio de un trozo de cielo que incluye la mayor parte de la Osa Mayor y tiene aproximadamente el tamaño de 2.000 lunas llenas.

“Es por eso que necesitamos más personas”, dijo Karl Gebhardt, Profesor de Astronomía en UT Austin y científico del proyecto e investigador principal de HETDEX«Si podemos llegar a 100.000 personas como voluntarios, lo que creo que es factible en todo el mundo, entonces estaremos allí el próximo año».

Dark Energy Explorers utiliza la plataforma Zooniverse, la organización científica amateur más grande del mundo. Los usuarios participan a través del sitio web de Zooniverse o la aplicación para teléfonos inteligentes de Zooniverse (disponible para iOS y Android). Los participantes pueden crear una cuenta gratuita y luego seleccionar ‘Dark Energy Explorers’ de una lista de proyectos.

Agrandar imagen. Los humanos son mejores que las máquinas cuando se trata de elegir galaxias reales a partir de imágenes como estas en el proyecto ‘Dark Energy Explorers’. Crédito: ‘Dark energy Explorers’.

Después de un breve tutorial, los voluntarios miran imágenes astronómicas y deciden si los objetos que ven son galaxias o ruido aleatorio, una distinción que incluso los programas de software más sofisticados tienen problemas para detectar. Luego, los voluntarios deslizan el dedo hacia la izquierda o hacia la derecha para indicar si una imagen muestra una galaxia.

“Es realmente emocionante ver lo entusiasmado que está el público con la clasificación de estas galaxias”, dijo Lindsay House, la estudiante graduada de UT Austin que dirige el proyecto.

El objetivo es construir el mapa 3D más grande del cosmos, todo enfocado en las galaxias del universo primitivo para ayudar a revelar pistas importantes sobre la energía oscura.

El enorme proyecto de investigación está diseñado para revelar si la energía oscura cambia con el tiempo o es constante. Se cree que al menos dos tercios del universo están hechos de energía oscura, pero los científicos saben poco al respecto. Comprender cómo se comporta la energía oscura es un primer paso crucial para descubrir exactamente qué es, pero los astrónomos necesitan una gran muestra de galaxias distantes para estudiar y observar la energía oscura en acción. Eso es HETDEX: un estudio masivo de más de un millón de galaxias distantes utilizando uno de los telescopios ópticos más grandes del mundo, el Telescopio Hobby-Eberly de 11 metros en el Observatorio McDonald en el oeste de Texas.

Los voluntarios de Dark Energy Explorers examinan imágenes de HETDEX, lo que ayuda a reducir el tiempo que los astrónomos dedican a esta tarea en un 90 %. De esa forma, los profesionales pueden concentrar sus energías en las clasificaciones más duras.

“Intentamos escribir un código de computadora para hacer esto e incluso usamos el aprendizaje automático, pero descubrimos que el ojo humano es significativamente superior”, dijo Gebhardt. «Fuimos escépticos al principio, pero nos sorprendió la precisión».

Para identificar las 247.000 galaxias hasta el momento, los voluntarios necesitaron 3,75 millones de toques. Se necesitan muchos más deslizamientos que galaxias porque cada galaxia candidata es revisada por unas 15 personas para ayudar a llegar a un consenso y aumentar la precisión.

Dark Energy Explorers fue creado por un equipo dirigido por la estudiante graduada Lindsay House, el Investigador Principal de HETDEX Karl Gebhardt, la científica de datos HETDEX Erin Mentuch Cooper, la profesora y experta en educación astronómica Keely Finkelstein, la investigadora postdoctoral Chenxu Liu y el estudiante graduado Dustin Davis.

Fuente: The University of Texas at Austin (UT Austin), College of Natural SciencesMcDonald Observatory.

Artículo original:Amateur scientists have helped astronomers identify nearly a quarter-million galaxies‘. Marc Airhart. Nov 30, 2022.

Material relacionado

¡Ayuda a los astrónomos a encontrar raras galaxias, ‘medusas cósmicas’ en este nuevo proyecto de ciencia ciudadana de Zooniverse!

Un tipo raro de galaxia está en el corazón de un nuevo proyecto de ciencia ciudadana que se presenta hoy: «Cosmological Jellyfish».

El proyecto es parte de la plataforma Zooniverse, donde los voluntarios pueden contribuir a proyectos de investigación científica genuinos. En el nuevo proyecto, los participantes observan los resultados de una simulación cosmológica e identifican galaxias que se parecen un poco a las medusas. La apariencia de medusa es un indicador de que la galaxia en cuestión ha interactuado con gas en un cúmulo de galaxias. Esto es lo que los creadores del proyecto, el grupo de Annalisa Pillepich del Instituto Max Planck de Astronomía, quieren estudiar más a fondo.

El siguiente artículo lo presenta y contiene además en el apartado ‘Material relacionado’ una selección de recursos sobre Ciencia Ciudadana.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.