Científicos ciudadanos ayudan a descubrir la forma del objetivo de una misión de la NASA

Representación de Euríbates. Crédito: SETI, Umistellar.

Al participar en una de las cazas de sombras de asteroides más grandes de la historia, los científicos ciudadanos que forman parte de la red Unistellar contribuyeron decisivamente a remodelar nuestro conocimiento de Euríbates (Eurybates en Inglés). Euríbates es un asteroide troyano que estudiará la sonda Lucy de la NASA. Estos resultados únicos de ciencia ciudadana fueron presentados el 11 de Noviembre por Franck Marchis, astrónomo planetario sénior del Instituto SETI y Director Científico de Unistellar en Les Rencontres Ciel & Espace, una importante conferencia astronómica celebrada en París. El Instituto SETI es el socio científico de Unistellar y ayuda a los científicos ciudadanos a hacer contribuciones significativas a la astronomía.

“A pesar del clima complicado, la perseverancia de más de 250 personas que intentaron observar el evento temprano en la mañana fue recompensada”, dijo Marchis. “Las detecciones positivas sugieren que Eurybates tiene una forma compleja y potencialmente un gran cráter. Es un descubrimiento importante que ayudará al equipo de Lucy a preparar el sobrevuelo en 2027. La astronomía ciudadana brinda a las personas con o sin telescopio la oportunidad de contribuir a la exploración espacial mientras se reconectan con el cosmos, algo que la mayoría de nosotros anhelamos”.

Lucy es la primera misión para explorar pequeños asteroides del Sistema Solar Exterior conocidos como Troyanos. Los Troyanos orbitan alrededor del Sol por delante y por detrás de Júpiter y están a la misma distancia del Sol que Júpiter. Debido a las influencias gravitatorias del Sol y Júpiter, se encuentran en órbitas estables y proporcionan una muestra de los restos del Sistema Solar primitivo. Lucy se lanzó en Octubre de 2021 y llegará a la nube de troyanos en 2027.

A las 4 am CET del 23 de Octubre, 320 científicos ciudadanos de toda Europa dirigieron sus telescopios hacia Euríbates, esperando que se ocultara o pasara frente a una estrella distante. El grupo de observadores, movilizado por la Association Française d’Astronomie (AFA), incluyó a 31 miembros de Unistellar Network (Red Unistellar) que compartieron sus datos con los astrónomos del Instituto SETI para su análisis. Estos y otros científicos podrían seleccionar detalles sutiles de la sombra del asteroide para crear un nuevo modelo de forma para Euríbates.

“Las observaciones combinadas de 18 ocultaciones positivas revelan una forma compleja para Euríbates, incluida la presencia de concavidades que sugieren la existencia de grandes cráteres”, dijo Marchis.

Representación de la evolución de Euríbates por impactos. Crédito: SETI, Umistellar.

Estas concavidades significan que Euríbates tiene forma de maní en lugar de la forma de bola que los astrónomos habían asumido anteriormente. Esa es información importante para la misión Lucy, que visitará Euríbates en 2027. Estos asteroides, que se remontan al comienzo de nuestro Sistema Solar, nunca antes se habían estudiado de cerca. Por lo tanto, la misión Lucy podría revelar nuevos conocimientos sobre la formación de asteroides y cómo se formó el Sistema Solar.

Los científicos ciudadanos y los miembros de la red Unistellar observarán el cielo durante los próximos años a medida que Lucy se acerque a sus objetivos. Es posible que pronto haya más oportunidades para observar estos asteroides, ¡así que esté atento a su oportunidad de participar!

Fuente: SETI Institute

Artículo original: Citizen Scientists Help Discover Shape of NASA Mission Target‘. Nov 11, 2022.

Material relacionado

Sobre los Troyanos de Júpiter

La animación de tiempo transcurrido, muestra los movimientos de los planetas interiores, Júpiter y ambos enjambres de troyanos (verde) durante el período de tiempo de la misión Lucy. Los troyanos L4 «levan a Júpiter» (van por delante) en su órbita y los troyanos L5 lo siguen. Por tradición, los troyanos L4 llevan el nombre de caracteres griegos en los relatos de la Guerra de Troya.  Los cuerpos L5 llevan el nombre de los personajes del lado troyano del conflicto.
Créditos: Instituto Astronómico de CAS / Petr Scheirich (usado con permiso).

Sobre los asteroides Troyanos el lector puede consultar el apartado «Material relacionado» del siguiente artículo, que contiene una selección de recursos sobre los mismos:

Los Troyanos de Júpiter ofrecen sorpresas incluso antes de la misión Lucy

Un nuevo estudio publicado este mes sugiere que los asteroides troyanos de Júpiter pueden ser más peculiares de lo que se pensaba. Los asteroides troyanos son objetos rocosos que orbitan al Sol justo delante y detrás de Júpiter, en puntos gravitacionales dulces conocidos como puntos de Lagrange. El enjambre delante de Júpiter, conocido como el grupo L4 (Griegos), es un poco más grande que el enjambre L5 (Troyanos) detrás. Pero hasta ahora, los astrónomos creían que había poca diferenciación entre los dos enjambres. El documento publicado este mes parece cambiar eso.

El sitio de la NASA de la Misión Lucy:

  • LUCY. NASA, Solar System Exploration.

La red Unistellar de Aficionados

Las Ocultaciones y la Misión Lucy

Persiguiendo la sombra de un asteroide: conociendo los troyanos de la Misión Lucy

Las ocultaciones son una herramienta fundamental para conocer las características de los asteroides que visitará la Misión Lucy.

De vez en cuando, un asteroide troyano, que orbita aproximadamente a 800 millones de kilómetros (500 millones de millas) del Sol, pasa brevemente frente a una estrella que está a una distancia del orden de 30.000 billones de kilómetros o 20.000 billones de millas. Durante unos segundos, mientras la Tierra, el asteroide y la estrella se alinean perfectamente, el asteroide proyecta una sombra sobre la Tierra. Este fenómeno se llama ocultación. Las ocultaciones son particularmente importantes para la Misión Lucy, ya que encontrar y medir las sombras proyectadas por los asteroides significa precisar las posiciones de los asteroides antes de que la nave espacial se acerque a ellos. En algunos otros contextos, los astrónomos pueden medir las posiciones de los objetos astronómicos con este grado de precisión desde la Tierra, razón por la cual equipos de astrónomos viajan por todo el planeta para tener la oportunidad de pararse en las sombras de los asteroides.

El siguiente artículo lo presenta y contiene además una selección de artículos sobre las ocultaciones que han permitido conocer a los troyanos que visitará la Misión Lucy.

Descubriendo un satélite

Cuando un grupo de astrónomos se dispuso a vislumbrar la sombra de uno de los objetivos de Lucy, el asteroide troyano Polymele, no tenían idea de que estaban a punto de descubrir un mundo diminuto completamente nuevo.

Curiosidades

El telescopio ATLAS descubre el primer asteroide de su tipo.

A menudo pensamos en los asteroides y los cometas como distintos tipos de cuerpos pequeños, pero los astrónomos han descubierto un número cada vez mayor de «cruces». Estos objetos inicialmente parecen ser asteroides, y luego desarrollan actividad, como colas, que es típica de los cometas.

Ahora, el Sistema de Última Alerta de Impacto Terrestre de Asteroides ( Asteroid Terrestrial-impact  Last Alert System, ATLAS, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Hawai descubrió el primer asteroide troyano de Júpiter conocido que desarrolló una cola similar a un cometa. 

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.