Más de un asteroide podría haber sido la causa de la extinción de los dinosaurios

Un cráter de impacto recién descubierto debajo del lecho marino sugiere la posibilidad de que más de un asteroide golpeó la Tierra durante el tiempo en que se extinguieron los dinosaurios.

Un nuevo estudio que informa sobre el descubrimiento de un cráter de impacto de asteroide enterrado bajo el lecho marino frente a la costa de África respalda la idea de que más de un asteroide pudo haber impactado la Tierra en el momento en que se extinguieron los dinosaurios.
Crédito: Don Davis / NASA.

Los científicos han encontrado evidencia de un cráter de impacto de asteroide debajo del Océano Atlántico Norte que podría obligar a los investigadores a repensar cómo los dinosaurios llegaron al final de su reinado.

El equipo cree que el cráter fue causado por un asteroide que chocó con la Tierra hace unos 66 millones de años, casi al mismo tiempo que el asteroide Chicxulub golpeó la Tierra frente a la costa de lo que hoy es Yucatán, México, y acabó con los dinosaurios.

Con una extensión de más de 5 millas (8 kilómetros) de diámetro, el cráter fue descubierto utilizando mediciones sísmicas, que permiten a los científicos investigar lo que se encuentra en las profundidades de la superficie de la Tierra.

Figura 1 . 
Mapa y secciones sísmicas regionales que muestran la ubicación del cráter Nadir. Crédito:
Datos cortesía de la República de Guinea y TGS/Science.

Veronica Bray, científica investigadora del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona, que se especializa en cráteres encontrados en todo el Sistema Solar, es coautora de un estudio en Science Advances que detalla el descubrimiento.

Nombrado en honor a un monte submarino cercano, el cráter Nadir está enterrado hasta 1.300 pies (396 metros) debajo del lecho marino a unas 250 millas (400 kilómetros) de la costa de Guinea, África Occidental. El equipo cree que el asteroide que creó el cráter Nadir recién descubierto podría haberse formado por la ruptura de un asteroide padre o por un enjambre de asteroides en ese período de tiempo. Si se confirma, el cráter será uno de los menos de 20 cráteres de impacto marino confirmados que se encuentran en la Tierra.

Veronica Bray, fotografiada aquí durante una visita al Cráter del Meteorito en el norte de Arizona, es una experta en la formación de cráteres.
Crédito:
Sarah Sutton/Laboratorio Lunar y Planetario
.

¿Qué impacto habría tenido el asteroide?

Bray usó simulaciones por computadora para determinar qué tipo de colisión tuvo lugar y cuáles podrían haber sido los efectos. Las simulaciones sugieren que el cráter fue causado por la colisión de un asteroide de 1300 pies (396 metros) de ancho en 1600 a 2600 pies (488 a 792 metros) de agua.

«Esto habría generado un tsunami de más de 3.000 pies (914 metros) de altura, así como un terremoto de más de 6,5 de magnitud», dijo Bray. «Aunque es mucho más pequeño que el cataclismo global del impacto de Chicxulub, Nadir habrá contribuido significativamente a la devastación local. Y si hemos encontrado un ‘hermano’ de Chicxulub, abre la pregunta: ¿Hay otros?»

El tamaño estimado del asteroide lo pondría aproximadamente a la par con el asteroide Bennu, el objetivo de la misión OSIRIS-REx de retorno de muestras de asteroides de la NASA dirigida por UArizona.  Según los cálculos de Bray, la energía liberada por el impacto que provocó el cráter Nadir habría sido unas 1.000 veces mayor que la del tsunami provocado por la erupción submarina del volcán Hunga Tonga-Hunga Ha’apai en el país polinesio de Tonga el 15 de Enero.

«Estas son simulaciones preliminares y deben refinarse cuando obtengamos más datos», dijo Bray, «pero brindan nuevos conocimientos importantes sobre las posibles profundidades del océano en esta área en el momento del impacto».

¿Cómo se ve el cráter?

Uisdean Nicholson, Geólogo de la Universidad Heriot-Watt de Edimburgo, descubrió el cráter por casualidad, mientras examinaba los datos de reflexión sísmica del fondo marino durante un proyecto de investigación dedicado a la expansión del fondo marino, el proceso geológico que provocó la separación de los continentes africano y americano, abriendo así el Océano Atlántico.

“He interpretado muchos datos sísmicos en mi tiempo, pero nunca había visto algo así. En lugar de las secuencias sedimentarias planas que esperaba en la meseta, encontré una depresión de 8,5 kilómetros bajo el lecho marino, con características muy inusuales», dijo Nicholson. «Tiene características particulares que apuntan a un cráter de impacto de un meteorito. Tiene un borde elevado y un levantamiento central muy prominente, lo cual es consistente para cráteres de impacto grandes».

«También tiene lo que parece ser material eyectado fuera del cráter, con depósitos sedimentarios muy caóticos que se extienden por decenas de kilómetros fuera del cráter», añadió. «Las características simplemente no son consistentes con otros procesos de formación de cráteres como la extracción de sal o el colapso de un volcán».

El asteroide se estrelló casi al mismo tiempo que el asesino de dinosaurios.

«El cráter Nadir es un descubrimiento increíblemente emocionante de un segundo impacto cercano en el tiempo a la extinción del Cretácico-Paleógeno», dijo el coautor del estudio Sean Gulick, experto en impactos de la Universidad de Texas en Austin. «Si bien es mucho más pequeño que el impactador causante de la extinción de Chicxulub, su existencia misma nos obliga a investigar la posibilidad de un grupo de impacto en el último Cretácico».

Si bien los datos sísmicos indican que los sedimentos impactados por el asteroide se corresponden con el límite Cretácico-Paleógeno, una capa sedimentaria que marca el final del período Cretácico y la última aparición conocida de dinosaurios, existe cierta incertidumbre sobre el momento exacto del impacto, limitado por la resolución de los datos.

«A pesar de 4 mil millones de años de impactadores golpeando la Tierra, solo se han descubierto 200», dijo Gulick. «Por lo tanto, es una noticia emocionante cada vez que se descubre un nuevo impacto potencial, especialmente en el entorno marino difícil de explorar».

Nicholson ha solicitado financiación para perforar el lecho marino para confirmar que se trata de un cráter de impacto de asteroide y probar su edad precisa.

Fuente: Universidad de Arizona.

Artículo original:More than one asteroid could have spelled doom for the dinosaurs‘. Daniel Stolte, Arizona University Communications, and Heriot-Watt University. August 17, 2022.

Material relacionado

Núcleos del cráter Chicxulub relacionado con la desaparición de los Dinosaurios, validan la teoría del impacto.

Hace unos 65 millones de años, un asteroide golpeó la Tierra y desató el caos global. Tres cuartas partes de las especies vivas murieron, y un enorme cráter que ahora se llama Chicxulub-quedó atrás. Hoy en día, los investigadores revelaron detalles de cómo se formó ese cráter.

En una perforación en el famoso cráter de Chicxulub, profundamente enterrado en la costa de México, los investigadores encontraron granito deformado y poroso lo que abre nuevas vías de investigación.

El siguiente artículo lo presenta y contiene una selección de recursos sobre cráteres de impacto, impactos en la Tierra, etc.

Una Prolongada Oscuridad, no el Frío, Probablemente Responsable de la Extinción que Mató a los Dinosaurios.

Una nueva investigación encuentra que el hollín de los incendios mundiales provocados por un impacto de asteroide podría haber bloqueado la luz solar el tiempo suficiente como para provocar la extinción masiva que mató a la mayoría de la vida en la Tierra, incluidos los dinosaurios, hace 66 millones de años.

El evento de extinción Cretáceo-Paleógeno aniquiló alrededor del 75 por ciento de todas las especies en la Tierra. Un impacto de asteroide en la punta de la península de Yucatán en México causó un período de frío y oscuridad prolongados, llamado invierno de impacto, que probablemente alimentó una gran parte de la extinción masiva. Pero los científicos han tenido dificultades para descifrar los detalles del invierno provocado por el impacto y cuál fue el mecanismo exacto que mató la vida en la Tierra. La publicación a continuación lo aborda y contiene también recursos sobre el tema:

Curiosidades

Los impactos de meteoritos, ¿ ayudaron a crear vida en la Tierra y más allá?

¿Qué pasaría si los cráteres de impacto, vistos durante mucho tiempo como presagios de la muerte, resultaran ser la cuna de la vida?

Para el científico planetario de la Universidad de Western, Gordon Osinski, esta no es solo la gran pregunta planteada en su último estudio, sino un tema primordial de su célebre carrera académica.

En un estudio, publicado en Astrobiology, postula que las agencias espaciales como la NASA y la ESA deberían considerar absolutamente los cráteres de impacto como los principales objetivos de exploración, no solo por sus invaluables registros geológicos posteriores al impacto, sino también, y quizás más importante, como lugares principales para buscar hábitats potenciales para la vida extraterrestre.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.