¿Es Venus volcánicamente activo? Un nuevo enfoque podría proporcionar una respuesta

Una estrategia que combina la cartografía geológica con datos sobre cómo la superficie del planeta emite y absorbe la radiación de microondas podría potencialmente identificar flujos de lava recientes.

Un método novedoso para estudiar los flujos de lava en Venus indica que algunos flujos asociados con el volcán Maat Mons de 9 kilómetros de altura (que se muestra aquí con una escala vertical exagerada) puede ser relativamente jóvenes, en línea con la posibilidad de que el planeta todavía esté volcánicamente activo. Créditos: NASA/JPL.

Buscando volcanes activos: la dificultad de la observación de la superficie de Venus

De todos los planetas del Sistema Solar, Venus tiene la mayor cantidad de volcanes. Gran parte de este planeta está cubierto de depósitos volcánicos de menos de 300 millones de años, y la actividad volcánica ha jugado un papel clave en su historia. Aunque la línea de tiempo precisa del pasado volcánico de Venus todavía es debatida y algunos datos sugieren que el planeta aún puede tener volcanes activos, la evidencia todavía no es definitiva.

Hasta ahora, los investigadores habían tenido dificultades en determinar si hay volcanes activos en Venus por múltiples razones. La atmósfera del planeta es corrosiva y se caracteriza por presiones y temperaturas altas, por encima de los 450°C (842°F), que la hacen inhóspita para los tipos de naves espaciales que pueden durar por años en Martes o la Luna. Por otro lado, espesas nubes de ácido sulfúrico limitan la observación en el rango visible de la superficie del planeta, por lo que los investigadores han recurrido a otras mediciones remotas, que incluyen el radar, recopiladas por la nave espacial Magallanes de la NASA, para mapearlo.

Una nueva metodología

De acuerdo a D’Incecco y colaboradores, una nueva metodología finalmente podría ayudar a resolver los misterios de la actividad volcánica en Venus. Tal como se aplicó en un estudio reciente, este enfoque combina la cartografía geológica de flujos de lava solidificados de erupciones pasadas con datos de radar adicionales de la misión Magallanes. Específicamente, se basa en las mediciones de la emisividad de radar del planeta, una medida de cómo su superficie interactúa y emite radiación de microondas.

Diferentes partes de la superficie de Venus tienen niveles diferentes de emisividad que corresponden a diferentes propiedades de las rocas, lo que provee pistas de su composición. En particular, investigaciones recientes sugieren que la emisividad de radar puede ser utilizada para determinar el grado de meteorización química que experimentan los flujos de lava después de salir a superficie y entrar en contacto con la atmósfera hostil. Esta meteorización ocurre durante semanas o meses, por lo que la emisividad podría potencialmente ayudar en identificar flujos de lava fresca.

Los autores combinaron las mediciones de emisividad de radar con cartografía geológica para comparar tres volcanes de Venus: Maat Mons, Ozza Mons, y Sapa Mons. Los hallazgos sugieren que algunos flujos de lava en el Monte Maat podrían ser relativamente jóvenes.

Mirando hacia el futuro

De cara al futuro, el mismo enfoque podría aplicarse a los datos adicionales de Magallanes para explorar más a fondo el vulcanismo de Venus. La metodología también podría ser importante para futuras misiones a Venus que podrían proporcionar mediciones de emisividad de radar de mayor resolución, incluyendo la misión’ EnVision‘ de la Agencia Espacial Europea y la misión ‘Venus Emissivity, Radio Science, InSAR, Topography, and Spectroscopy’ (VERITAS) de la NASA.

Junto con la información de futuras misiones adicionales, incluida la misión DAVINCI+ (Deep Atmosphere Venus Investigation of Noble Gases, Chemistry, and Imaging) de la NASA y la misión Venera-D, la nueva estrategia finalmente podría ayudar a revelar cuáles, si es que hay alguno, de los volcanes de Venus están todavía activos, así como proporcionar nuevos conocimientos sobre el pasado volcánico del planeta (El paper publicado en el ‘Journal of Geophysical Research: Planets‘, https://doi.org/10.1029/2021JE006909, 2021).

Fuente: Eos.

Artículo original: Stanley, Sarah, (2021), ¿Venus es volcánicamente activo? Un nuevo enfoque podría proporcionar una respuesta, Eos, 102 , https://doi.org/10.1029/2021EO163155. Publicado el 15 de Septiembre de 2021.

Material relacionado

¿El vecino de la Tierra es volcánicamente activo?

El volcán venusino Ozza Mons se encuentra cerca del centro de este mapa. Tenga en cuenta los flujos de lava alargados, de muchos cientos de millas de largo, que se alejan del volcán. 
Mapa cortesía del Dr. Jim Head, Universidad de Brown.

Los científicos que estudian Venus han demostrado de manera convincente que la superficie del planeta ha sido moldeada por tectónica activa y actividad volcánica durante gran parte de su historia. Utilizando el radar para penetrar en la densa atmósfera de Venus, las naves espaciales que han volado desde la década de 1980 han revelado una variedad de accidentes geográficos volcánicos, como flujos de lava, conos, escudos masivos, cúpulas de lava de lados empinados y grandes zonas de grietas. Pero no se encontró evidencia sólida de actividad volcánica en curso, hasta hace poco.

En mayo de 2015, un equipo de científicos de Alemania, Rusia, Ucrania y Estados Unidos publicó pruebas de que Venus podría ser, de hecho, una ubicación de vulcanismo moderno. De ser cierto, Venus se uniría a la Tierra y dos de las lunas de Júpiter, Io y Europa, en el creciente club de cuerpos celestes de nuestro Sistema Solar que se sabe albergan vulcanismo activo. El siguiente artículo lo presenta:

Resucitando el interés en un planeta “muerto”

Un mapa de radar codificado por colores, compilado principalmente a partir de las observaciones de la nave espacial Magallanes, muestra las diferencias de elevación en Venus. Las áreas más altas, conocidas como teselas, están en blanco y tostado. 
Las regiones bajas, principalmente las llanuras volcánicas, están en azul y verde. 
Esta vista está centrada en 180° de longitud. 
Crédito: 
NASA/JPL/USGS

Una nueva investigación sugiere que la superficie de Venus está activa, pero es posible que se necesiten nuevas misiones a nuestro planeta «hermano» para confirmarlo.

La superficie de Venus revelada en las primeras imágenes de luz visible desde el espacio

Nuevas vistas de la NASA de la superficie de Venus desde el espacio. La Sonda Solar Parker de la NASA ha tomado sus primeras imágenes en luz visible de la superficie de Venus desde el espacio. Crédito: Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

La NASA anunció el 9 de Febrero de 2022 que la Sonda Solar Parker tomó las primeras imágenes en luz visible de la superficie de Venus desde el espacio. La sonda, diseñada para estudiar el Sol, ha utilizado a Venus en maniobras de asistencia gravitatoria y, al hacerlo, ha obtenido una vista de cerca del planeta humeante y envuelto en nubes. Cuando pasó por el lado nocturno de Venus en 2020, la cámara Wide-Field Imager ( WISPR ) de Parker tomó imágenes del planeta que revelaron las características de la superficie. ¿Cómo podría una cámara en el espacio ver a través de la espesa atmósfera de Venus? La publicación a continuación lo aborda y contiene recursos que incluyen la colaboración de los aficionados en la observación de Venus.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.