EL ASTEROIDE QUE LLEGÓ A BOTSWANA EN 2018 PROBABLEMENTE PROVIENE DE VESTA

Mohutsiwa Gabadirwe (centro de la foto) y Peter Jenniskens (izquierda, arrodillado) en el sitio del segundo hallazgo de una pieza del asteroide 2018 LA. Fue recuperado en la Reserva de Caza del Kalahari Central en el centro de Botswana. (descargue la imagen aquí). Crédito: SETI / Peter Jenniskens, Alexander Proyer, Mohutsiwa Gabadirwe y colaboradores.

Un equipo internacional de investigadores buscó piezas de un pequeño asteroide rastreado en el espacio y luego observó que impactaba Botswana el 2 de junio, 2018. Guiados por el astrónomo de meteoros del Instituto SETI Peter Jenniskens, encontraron 23 meteoritos en las profundidades de la Reserva de Caza del Kalahari Central. Ahora han publicado sus hallazgos en línea en la revista Meteoritics and Planetary Science .

«La combinación de las observaciones del pequeño asteroide en el espacio con la información obtenida de los meteoritos muestra que probablemente provino de Vesta. Este último, es el segundo asteroide más grande de nuestro Sistema Solar y fue el objetivo de la misión DAWN de la NASA», dijo Jenniskens. «Hace miles de millones de años, dos impactos gigantes en Vesta crearon una familia de asteroides más grandes y peligrosos. Los meteoritos recién recuperados nos dieron una pista sobre cuándo podrían haber ocurrido esos impactos».

El asteroide

El pequeño asteroide que impactó a Botswana, llamado 2018 LA, fue descubierto por primera vez por el ‘Catalina Sky Survey’ de la Universidad de Arizona. Captó un punto débil de luz que se movía entre las estrellas. El sondeo ‘Catalina Sky Survey’ busca asteroides que crucen la Tierra como parte del programa de Defensa Planetaria de la NASA.

«Los asteroides pequeños, de un metro, no son un peligro para nosotros, pero perfeccionan nuestras habilidades para detectar asteroides que se acercan», dijo Eric Christensen. Él es director del programa ‘Catalina Sky Survey’.

El equipo recuperó datos de archivo del programa SkyMapper Southern Survey (Australia), que mostraba al asteroide girando en el espacio una vez cada 4 minutos. Presentaba alternativamente un lado ancho y uno estrecho mientras reflejaba la luz del Sol.

En su viaje a la Tierra, los rayos cósmicos bombardearon el asteroide y crearon isótopos radiactivos. Al analizar esos isótopos, los investigadores determinaron que 2018 LA era una roca sólida de aproximadamente 1,5 m de tamaño. Además, reflejaba aproximadamente el 25% de la luz solar.

La recuperación

«Esta es sólo la segunda vez que detectamos un asteroide en el espacio antes de que golpee la Tierra sobre la tierra firme», dijo Jenniskens. «El primero fue el asteroide 2008 TC3 en Sudán diez años antes». Jenniskens también guió la búsqueda de fragmentos del TC3 de 2008.

Esta vez, menos observaciones llevaron a una mayor incertidumbre en la posición del asteroide en su órbita. Davide Farnocchia del JPL combinó las observaciones astronómicas del asteroide con los datos satelitales del gobierno de los EE. UU., de la bola de fuego. Eso le permitió calcular el área de caída. Esko Lyytinen de Ursa Finnish Fireball Network hizo un esfuerzo paralelo.

«Cuando Jenniskens llegó por primera vez a Maun, necesitaba nuestra ayuda para reducir el área de caída», dice Oliver Moses del Instituto de Investigación Okavango. «Posteriormente, rastreamos más grabaciones de video en Rakops y Maun y pudimos triangular la posición de la bola de fuego».

Confirmada el área de caída, Moses y Jenniskens se unieron a un equipo de científicos para buscar los meteoritos. Se trata del geólogo Alexander Proyer (BIUST) en Palapye y el geocientífico Mohutsiwa Gabadirwe del (BGI) en Lobatse y sus colegas.

«En el quinto día, nuestro último día de búsqueda, Lesedi Seitshiro de BIUST encontró el primer meteorito a solo 30 metros del campamento», dijo Jenniskens. «Tenía 18 gramos y unos 3 cm de tamaño».

El área de búsqueda estaba en la Reserva de Caza del Kalahari Central, hogar de diversa vida silvestre, incluidos leopardos y leones. El personal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales de Botswana mantuvo a salvo a los investigadores. BGI coordinó la búsqueda con el Departamento de Museos y Monumentos Nacionales de Botswana.

«El meteorito se llama ‘Motopi Pan’ por un pozo de agua local», dijo Gabadirwe. Él es ahora curador de esta rara muestra de un asteroide observado en el espacio antes de impactar la Tierra. «Este meteorito es un tesoro nacional de Botswana».

El tipo de meteorito

Un análisis no destructivo en la Universidad de Helsinki, Finlandia, mostró que Motopi Pan pertenece al grupo de meteoritos Howardita-Eucrita-Diogenita (HED). Se sabe que probablemente se originaron en el asteroide gigante Vesta, que recientemente fue estudiado en detalle por la Misión DAWN de la NASA.

«Logramos medir el contenido de metal. También, asegurar un espectro de reflectancia y un análisis elemental de rayos X de una parte con una costra delgada del interior del meteorito expuesto«. Eso expresó Tomas Kohout de la Universidad de Helsinki. «Todas las mediciones se sumaron bien y apuntaron a valores típicos de los meteoritos de tipo HED».

Estudios dinámicos muestran que la órbita de 2018 LA es consistente con un origen en la parte interior del Cinturón de Asteroides donde se encuentra Vesta. El asteroide fue enviado a una órbita de impacto terrestre a través de la resonancia situada en el lado interior del Cinturón de Asteroides.

«Otra caída de meteorito HED que investigamos en Turquía en 2015, llamada Sariçiçek, impactó en una órbita igualmente corta. Produjo en su mayoría meteoritos más pequeño,s de 2 a 5 gramos», dijo Jenniskens.

Cuando Jenniskens regresó a Botswana en Octubre de 2018, el equipo encontró 22 meteoritos pequeños más. Gabadirwe fue el primero en ver otra roca fuera de este mundo. Sorprendentemente, los hallazgos posteriores de meteoritos mostraron mucha diversidad en su apariencia exterior.

«Estudiamos la petrografía y la química mineral de cinco de estos meteoritos y confirmamos que pertenecen al grupo HED», dijo Roger Gibson. Él es de la Universidad de Witts en Johannesburgo, Sudáfrica. «En general, clasificamos el material que contenía el asteroide 2018 LA como Howardita, pero algunos fragmentos individuales tenían más afinidad con Diogenitas y Eucritas».

Otros estudios también confirmaron la sorprendente diversidad de los hallazgos del equipo, como la espectroscopia de reflexión y el contenido de hidrocarburos poliaromáticos en la muestra. El asteroide era una breccia, una mezcla de piezas de roca cementada de diferentes partes de Vesta.
 

Fragmento del asteroide 2018 LA recuperado en Central Kalahari Game Reserve en el centro de Botswana.
Crédito: SETI / Peter Jenniskens, Alexander Proyer, Mohutsiwa Gabadirwe y colaboradores.

Origen de los meteoritos

Una hipótesis anterior propuso que Sariçiçek se originó en Vesta en la colisión que creó el cráter de impacto Antonia fotografiado por DAWN. Aún mostrando una capa de eyección visible, ese cráter joven se formó hace unos 22 millones de años. Un tercio de todos los meteoritos HED que caen sobre la Tierra fueron expulsados ​​hace 22 millones de años. ¿Motopi Pan se originó en el mismo cráter?

«Las mediciones de isótopos de gases nobles en ETH en Zürich, Suiza, y los isótopos radiactivos medidos en la Universidad de Purdue permitieron conocer algo. Mostraron que este meteorito también había estado en el espacio como un objeto pequeño durante aproximadamente 23 millones de años», dijo Kees Welten de UC Berkeley. «Pero el error es de más, menos, 4 millones de años, por lo que su origen podría ser del mismo cráter en Vesta».

Los investigadores encontraron que Motopi Pan y Sariçiçek eran similares en algunos aspectos pero diferentes en otros. Al igual que Motopi Pan, Sariçiçek explotó a 27,8 km de altitud, pero produjo menos luz en esa ruptura.

«La onda de choque infrasónica medida en Sudáfrica no fue tan fuerte como se esperaba a partir de las detecciones de luz brillante. Estas fueron obtenidas con el sensor del gobierno de EE. UU.», Dijo Peter Brown de la Universidad de Western Ontario, Canadá.

Estudiando los isótopos de plomo en los minerales de circón, los investigadores encontraron que Sariçiçek y Motopi Pan se solidificaron en la superficie de Vesta. Eso ocurrió hace unos 4563 millones de años. Pero los granos de fosfato en Motopi Pan experimentaron otro evento de fusión más recientemente que Sariçiçek no tuvo.

«Hace unos 4234 millones de años, el material en Motopi Pan estaba cerca del centro de un gran evento de impacto», dijo Qing-zhu Yin. «Sariçiçek no lo estaba».

Vesta experimentó dos eventos de impacto significativos que crearon la cuenca de impacto de Rheasilvia y la cuenca de impacto de Veneneia subyacente. Por lo tanto, esta última es más antigua.

Cuencas de impacto Rheasilvia y Veneneia en el polo sur de Vesta. Este mapa topográfico de la misión Dawn de la NASA muestra las dos grandes cuencas de impacto en el hemisferio sur del asteroide gigante Vesta. El mapa está codificado en colores por elevación, con rojo mostrando las áreas más altas y azul mostrando las áreas más bajas.  Veneneia, tiene 400 kilómetros de ancho y se encuentra parcialmente debajo de Rheasilvia de 500 kilómetros de diámetro. Esto indica que Veneneia se formó primero.
Crédito:  NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA / PSI.

«Ahora sospechamos que Motopi Pan se calentó por el impacto de Veneneia, mientras que el impacto posterior de Rheasilvia esparció este material», dijo Jenniskens. «Si es así, el impacto de Veneneia data de hace unos 4234 millones de años. En la parte superior de la eyección del impacto de Rheasilvia se encuentra el cráter de impacto Rubria de 10,3 km de diámetro. Es un poco más pequeño que el cráter Antonia de 16,7 km y un poco más joven con 19 + / – 3 millones de años. Pero es un buen candidato para el cráter de origen de Motopi Pan.».

En Noviembre de 2020, una expedición dirigida por Fulvio Franchi de BIUST descubrió un meteorito Motopi Pan más. Este meteorito de 92 gramos es ahora el fragmento más grande del asteroide 2018 LA recuperado hasta la fecha. A su vez es otra pequeña pieza del asteroide gigante Vesta..

Enlaces:

El paper está disponible en:  https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/maps.13653

Enlace al PDF del póster: https://www.seti.org/sites/default/files/2021-04/Poster-Jenniskens-PDC2021-Asteroid2018LA.pdf

Informe de 2018 sobre el primer hallazgo de meteorito:  https://www.seti.org/press-release/fragment-impacting-asteroid-recovered-botswana-0

Descarga el PDF completo AQUÍ .

Fuente: SETI Institute.

Artículo original: «Asteroid That Hit Botswana In 2018 Likely Came From Vesta«. April 22, 2021.

Material relacionado

El caso de los fragmentos de meteoritos del asteroide cercano a la Tierra 2008TC3

El Doctor Peter Jenniskens en el momento que localiza, junto a estudiantes de la Universidad de Jartum, una de las piezas del meteorito de Almahata Sitta. El lugar es el desierto de Nubia en el Noreste de Sudán.
Crédito: SETI / Peter Jenninskens, M. Shaddad.

2008TC3, es el primer asteroide del cual fue predicha  y monitoreada su colisión con la atmósfera terrestre y posterior desintegración a 37 km de altura. También se predijo  la ubicación de sus restos en un área del Desierto de Nubia en el Noreste de Sudán. 

El siguiente artículo lo expone y contiene una rica selección de recursos sobre el mismo:

Sobre el asteroide Vesta

Este video de la misión Dawn de la NASA muestra que el campo de gravedad de Vesta se asemeja mucho a la topografía de su superficie. El video muestra la topografía sombreada de la cámara de encuadre de Dawn a la izquierda, con depresiones y cráteres visibles. Junto a ella, muestra los datos de contornos de color del experimento de gravedad de Dawn a la derecha. El rojo muestra las áreas con un campo de gravedad más alto que el promedio. El azul violeta muestra las áreas donde el campo es más débil en promedio. La topografía más alta, en el borde de la cuenca de Rheasilvia en las profundidades del hemisferio sur, muestra un campo de gravedad particularmente fuerte. La línea discontinua indica el eje norte-sur.
Crédito: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

Ver también:

  • Vesta 3D Model. NASA Visualization Technology Applications and Development (VTAD).

Una presentación detallada de las montañas, gargantas y cráteres de Vesta, realizada por Marc Rayman, Investigador Principal de DAWN:

Curiosidades

Vesta posee la segunda montaña más alta del Sistema Solar

Sección transversal de la montaña polar sur en Vesta comparada con otras dos secciones transversales. Una es la sección transversal del Monte Olimpo en Marte, la montaña más grande del Sistema Solar. La otra corresponde a la Gran Isla de Hawai, medida desde el suelo del Pacífico, la montaña más grande de la Tierra.Estas dos últimas montañas son volcanes escudo.
Crédito: Russell et. Alabama. (2011), EPSC.

La misión Dawn de la NASA, ha revelado que el hemisferio sur del asteroide cuenta con una de las montañas más grandes del Sistema Solar.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.