Eyección de masa coronal dirigida a Marte

Imágenes de la nave espacial STEREO-A de la NASA detectaron la CME en erupción desde la extremidad del Sol. Esta imagen del coronógrafo bloquea la superficie brillante del Sol (círculo negro, imagen central) para revelar la corona del Sol, o atmósfera exterior.
Créditos: NASA / STEREO-A / COR2
.

El STEREO-A de la NASA y la nave espacial SOHO de la ESA / NASA detectaron una eyección de masa coronal, o CME. Ésta salió del Sol el 17 de Abril a las 12:36 pm EDT. Esta CME no impactó la Tierra, pero se movió hacia Marte, pasando el planeta a última hora de la tarde y temprano en la mañana del 21 y 22 de Abril.

La CME llegó a Marte dos días después de que el Helicóptero Ingenuity Mars de la NASA hiciera su primer vuelo. Ingenuity se convirtió así en el primer avión de la historia en realizar un vuelo controlado y con motor en otro planeta. 

Rastreando las erupciones

La NASA rastrea tales erupciones solares porque pueden desencadenar eventos de partículas y radiación. Estos representan un riesgo para los astronautas y la electrónica sensible de las naves espaciales. 

A medida que los astronautas se aventuran más allá del campo magnético protector de la Tierra hacia la Luna y Marte, dos organizaciones los apoyan. La Oficina de Clima Espacial de la Luna a Marte en el Centro de Vuelo Espacial Goddard, junto al Centro de Modelado Coordinado de la Comunidad. Estas rastrean la actividad solar para dar una advertencia avanzada a las naves espaciales y misiones tripuladas.

La CME era relativamente lenta, viajando entre 1,5 y 1,8 millones de millas por hora (700 y 800 kilómetros por segundo). No causó problemas de preocupación y el equipo de Ingenuity no tuvo que tomar ninguna medida para proteger el helicóptero. Sin embargo, a medida que avancemos, la NASA continuará incluyendo actualizaciones del clima espacial como un factor a la hora de tomar decisiones sobre nuestra tecnología. Pero también algún día sobre los astronautas, en Marte. Última actualización: 23 de abril de 2021Editor: Miles Hatfield.

Crédito: NASA/STEREO-A/COR2.

Fuente: NASA.

Artículo original: «Mars-Directed CME Erupts from the Sun«. Miles Hatfield. April 22, 2021. Last Updated: Apr 23, 2021.

Material relacionado

Eyecciones de Masa Coronal (CME)

Evolución de Eyecciones de Masa Coronal registradas por los satélites SOHO y STEREO. Crédito: NASA / SOHO / STEREO.

Las eyecciones de masa coronal (CME) son grandes expulsiones de plasma y campo magnético de la corona solar. Pueden expulsar miles de millones de toneladas de material coronal y transportar un campo magnético incrustado (congelado en flujo). Este último es más fuerte que la fuerza del campo magnético interplanetario (IMF) del viento solar de fondo. Las CME viajan desde el Sol a velocidades que van desde menos de 250 kilómetros por segundo (km / s) hasta cerca de 3000 km / s. Las CME más rápidas dirigidas a la Tierra pueden llegar a nuestro planeta en tan solo 15-18 horas. Las CME más lentas pueden tardar varios días en llegar. Se expanden en tamaño a medida que se propagan lejos del Sol. Las CME más grandes pueden alcanzar un tamaño que comprende casi una cuarta parte del espacio entre la Tierra y el Sol cuando alcanzan nuestro planeta.

El artículo siguiente lo explica de forma clara

Ver también la publicación a continuación, que además contiene recursos sobre el tema:

Para un análisis en profundidad del tema comenzando desde la historia de las CME, visitar:

Curiosidades

Localizando la fuente de partículas energéticas en el Sol

Una eyección de masa coronal, o CME, que entró en erupción en el espacio el 31 de Agosto de 2012. Aquí se muestra una versión combinada de las longitudes de onda 171 y 304 angstrom tomadas del Observatorio de Dinámica Solar (SDO). 
Fuente:
 Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA. 
Crédito: NASA / GSFC / SDO
.

La fuente de partículas solares potencialmente peligrosas, liberadas por el Sol a alta velocidad durante tormentas en su atmósfera exterior, ha sido localizada por primera vez. 

Estas partículas están muy cargadas y, si alcanzan la atmósfera de la Tierra, pueden potencialmente interrumpir los satélites y la infraestructura electrónica. Además representan un riesgo de radiación para los astronautas y las personas en aviones. En 1859, durante lo que se conoce como el Evento Carrington, una gran tormenta solar provocó que fallaran los sistemas telegráficos de Europa y América. Con el mundo moderno tan dependiente de la infraestructura electrónica, el potencial de daño es mucho mayor.

Para minimizar el peligro, los científicos buscan comprender cómo se producen estas corrientes de partículas para poder predecir mejor cuándo podrían afectar a la Tierra.

En el nuevo estudio, publicado en ‘Science Advances‘, los investigadores analizaron la composición de las partículas energéticas solares que se dirigían hacia la Tierra. Encontraron que tenían la misma «huella digital» que el plasma ubicado en la parte baja de la corona del Sol. Esto es, cerca de la región media de la atmósfera del Sol, la cromosfera. 

Lee el artículo completo, que también contiene recursos sobre el evento Carrington y la tormenta de 1903.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.