LUNAR 100. LUNAR 25: MESSIER Y MESSIER A

No debe ser casualidad que estos cráteres lleven el nombre del más famosos de los cazadores de cometas, el legendario Charles Messier. Ambos tienen peculiaridades características. Messier es un cráter oval y dicha forma, en contraste con la forma circular de la inmensa mayoría de cráteres de impacto en la Luna, se debe a que fue producto de un impacto muy oblicuo, de menos de 5 grados medidos desde la superficie. Messier A es un cráter doble, con material eyectado en forma de rayos dobles. Los rayos sugieren a los selenógrafos que el objeto que impactó ingresó de manera rasante y de este a oeste. Y a nosotros nos sugieren la forma de una cola cometaria. Para que nos demos una idea, el diámetro de ambos cráteres es de entre 11 y 13 kilómetros y los rayos se extienden a más de 100 kilómetros de distancia. ¿Lo que impactó en Messier y Messier A fueron dos meteoritos unidos por la gravedad o uno sólo que se fragmentó por las fuerzas de marea gravitacionales?


Alberto Anunziato / Sergio Babino

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.