RECONOCIMIENTO DE ALPO AL PROGRAMA LUNAR 100 EN “THE LUNAR OBSERVER” DE ENERO 2021, por Alberto Anunziato.

Una nueva edición de “The Lunar Observer”, la “biblia” de la observación lunar, repleta de aportes de nuestros observadores. Este número incluye la Sección Focus On bimestral, en la que se viene llevando a cabo la serie relacionada con el Listado Lunar 100 de Chuck Wood. Para cumplir con dicho objetivo Lanzamos el programa conjunto de la Sociedad Lunar Argentina y la Sociedad Astronómica Octante con el patrocinio de LIADA “Lunar 100”. Con dicho programa hemos aportado la mayoría de las observaciones hasta ahora, incluyendo en este número los números 41 a 50. La presente es una selección de las observaciones realizadas junto con el texto que enviamos comentándolas.

LUNAR 41 A 50. UNA VISIÓN PERSONAL

Parafraseando al autor del listado que nos convoca cada dos meses en The Lunar Observer, esta es mi “visión personal” sobre los accidentes lunares incluidos en los números 41 a 50 del Lunar 100. Es interesante que hasta el número 40, los accidentes selenográficos son conocidos para el aficionado atento. Algunos podrán ser poco observados (como L16 Petavius o L31 Taruntius), y hay uno que me parece muy difícil de observar para el puesto en que Wood lo ubicó (L37 Bailly). A partir del L41 Rayo de Bessel, la observación se complica y algunos son bastante difícil de ubicar en el campo de la mayoría de las cámaras utilizadas por los miembros de nuestro programa Lunar 100 (Sociedad Lunar Argentina-Sociedad Astronómica Octante). Entre las imágenes enviadas por nuestros observadores y las viejas imágenes de nuestro archivo, nos pareció que podíamos distinguir cuatro grupos de lugares. El primer grupo son lugares que suelen estar, en cierto grado, en la mira de los observadores. L45 Maurolycus (Region of saturation cratering) siempre me pareció un “pariente pobre” del más espectacular L9 Clavius, que se lleva todas las miradas. L41 Bessel Ray (Ray of uncertain origin near Bessel) es un fascinante, casi misterioso, asunto para una futura pequeña investigación y a la vez un objetivo popular su soledad en el centro del Mare Serenitatis. L47 Alphonsus dark spots (Dark-halo eruptions on crater floor) es, a mi criterio, uno de los paisajes lunares más fascinantes. El segundo grupo son accidentes lunares que “descubrimos” gracias a la lista del Lunar 100, como L43 Wargentin (a crater filled to the rim with lava or ejecta), L44 Mersenius, aunque es muy difícil ver su Domed floor cut by secondary craters, o el muy interesante L46 Regiomontanus central peak (Possible volcanic peak). El tercer grupo son los “postergados” L42 Marius Hill (Complex of volcanic domes & hills) y L49 (Volcanic domes formed with viscous lavas), ambos aparecen en los bordes de imágenes cuyo objetivo es otro, generalmente Aristarchus, y esto tiene que ver con un bias de nuestra observación: corresponde mayoritariamente a los accidentes lunares observados en el marco del “Proyecto de Verificación/Eliminación de reportes históricos de Fenómenos Lunares Transitorios” (ALPO/BAA/University of Aberystwyth), con el que colaboramos desde hace ya cinco años, a cargo de Tony Cook, un auténtico mentor para todos los que formamos nuestro grupo. El último grupo es el de las regiones que no muestran mucho detalle en las imágenes fotográficas y probablemente ganarían mucho con una observación visual atenta, con L48 Cauchy Region (Fault, rilles and domes) y L50 Cayley plains (Light, smooth plains of uncertain origin) quedamos un poco decepcionados.

Lunar 41 (Rayo de Bessel):

Jairo Chavez:

Lunar 42 (Marius Hills):

Sergio Babino

Lunar 43 (Wargentin):

Francisco Alsina Cardinalli

Lunar 44 (Mersenius):

Ariel Cappelletti

Lunar 45 (Maurolycus):

Marcelo Mojica

Lunar 46 (Pico Central de Regiomontanus):

Alberto Anunziato

Lunar 47 (Manchas negras en Alphonsus):

Desiré Godoy

Lunar 48 (Cauchy):

Francisco Alsina Cardinalli

Lunar 49 (Gruithuisen Delta/Gamma):

Francisco Alsina Cardinalli

Lunar 50 (Cayley):

Desiré Godoy


Artículo de A.Anunziato, publicado en esta web por S.Babino

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.