El cometa 2019 LD2 (ATLAS) se encuentra en transición activa

El cometa 2019 LD2 (ATLAS) visto por el telescopio espacial Hubble.
Crédito:
Telescopio espacial Hubble / Bryce Bolin.

Un cometa descubierto el año pasado ofrece a los científicos nuevos conocimientos sobre cómo estos objetos se «encienden» y evolucionan. En realidad pasan de la población de Centauros a la familia de cometas Júpiter (JFC), según un artículo del científico Jordan Steckloff del Instituto de Investigación de Ciencias Planetarias. . 

“El cometa 2019 LD2 (ATLAS) recién descubierto es un Centauro, pero se está transformando activamente en un JFC. Está en las primeras etapas de esta transición, y es la primera vez que se descubre un objeto antes de embarcarse en esta transición ”, dijo Steckloff. Él es el autor principal del artículo a continuación.

“ P / 2019 LD2 (ATLAS): An Active Centaur in Imminent Transition to the Jupiter Family”( https://iopscience.iop.org/article/10.3847/2041-8213/abc888 ). Aparece en Astrophysical Journal Letters . 

Los Centauros

Los Centauros son cuerpos helados en órbitas inestables entre Júpiter y Neptuno. Además cruzan las órbitas de uno o más de los planetas gigantes en su viaje alrededor del Sol. La gravedad de estos planetas proporciona una rápida evolución dinámica de los objetos. O bien los expulsa por completo del Sistema Solar, o hace que eventualmente evolucionen hacia el interior de Júpiter, para convertirse en cometas de la familia Júpiter. Antes de esta migración, los Centauros comenzaron como objetos más allá de la órbita de Neptuno (objetos transneptunianos). Los tirones gravitacionales de Neptuno hacen que el objeto se filtre lentamente hacia la población de Centauros. Toda esta migración desde más allá de Neptuno a la JFC dura desde unos pocos millones hasta unas pocas decenas de millones de años. 

El Portal

“Descubrimos que 2019 LD2 se encuentra actualmente en las cercanías de un ‘Gateway’ (Portal, pueta de entrada o de enlace) dinámico. Éste facilita la mayoría de las transiciones de la población de Centauros a la Familia de Cometas Júpiter. La puerta de entrada dinámica es una región más allá de Júpiter, que se extiende hasta el interior de la influencia de Saturno”, dijo Steckloff.  “Nuestro trabajo anterior (Sarid et al. 2019) encontró que la mayoría de los JFC primero pasan por esta puerta de entrada dinámica como Centauros. Lo hacen, inmediatamente antes de la transición a la población de JFC. De hecho, esta ‘Región de Entrada’ facilita la mayoría de las transiciones entre las poblaciones de JFC y las de Centauros. Actualmente, hay un puñado de objetos en la puerta de enlace, incluido LD2, y el objeto mucho más famoso 29P / Schwassmann-Wachmann 1«.

Atlas es un cometa Prístino

“Más significativamente, nuestro trabajo encontró que LD2 es probablemente un cometa prístino. Probablemente haya perdido algunos hielos supervolátiles como el hielo de dióxido de carbono (hielo seco) en el Sistema Solar Exterior más allá de Júpiter. Pero es poco probable que haya estado alguna vez en el Sistema Solar Interior (donde la Tierra, los otros planetas rocosos y la JFC orbitan). Allí es lo suficientemente caliente como para que el hielo de agua se sublime (‘evapora’ de sólido a gas)”, dijo Steckloff. “Esto significa que LD2 es un cometa prístino. Presenta entonces una oportunidad única para observar cómo se comportan los JFC prístinos cuando su hielo de agua comienza a sublimarse por primera vez. Esto es lo que impulsa la actividad del cometa. Además, es probable que esta transición termine en solo 40 años desde ahora, lo que es un abrir y cerrar de ojos para la astronomía. Esto significa que las personas que viven hoy en día podrán seguir este objeto durante su transición a la población de JFC «. 

Las categorías de objetos

Steckloff dijo que a los científicos les gusta categorizar las cosas y ponerlas en casillas bien definidas. Parte de la ciencia planetaria moderna consiste en entender por qué existen estas categorías en primer lugar (por ejemplo, tenemos cometas activos, asteroides inactivos). Además, por qué algunos objetos parecen encajar en varias cajas (los cometas Centauros y del Cinturón Principal pueden parecer asteroides a veces y cometas otras veces). 

“Comprender cómo surgieron estas categorías de objetos es importante. Para ello es crucial comprender los procesos que experimentan y cómo han evolucionado con el tiempo para convertirse en los objetos que vemos hoy”, dijo Steckloff. “LD2 representa una oportunidad única para investigar la conexión entre las cajas JFC y Centaur, para comprender en qué se diferencian y en qué se parecen. Nos presenta la oportunidad, durante nuestra vida, de comprender cómo un Centauro se transforma físicamente en un JFC, en lugar de solo dinámicamente»

El trabajo de Steckloff fue financiado por dos subvenciones al PSI. Una del programa de subvenciones de investigación de Astronomía y Astrofísica de la Fundación Nacional de Ciencias (subvención NSF 1910275). La otra del programa Mundos Emergentes de la NASA (subvención de la NASA 80NSSC18K0497). 

Fuente: Planetary Science Institute (PSI).

Artículo original: «Comet 2019 LD2 (ATLAS) Found To Be Actively Transitioning». Nov. 27, 2020.

Material relacionado

El Portal de entrada de Cometas

Cometa 29P / Schwassmann-Wachmann visto por el telescopio espacial Spitzer de la NASA. 
Crédito: NASA.

Los investigadores han descubierto una región más allá de Júpiter que actúa como una “puerta de entrada de cometas”, el Portal. Canaliza cuerpos helados desde el espacio profundo hacia el Sistema Solar Interior, donde pueden convertirse en visitantes habituales del vecindario de la Tierra.

También consideran cómo desde esa puerta de entrada se abastece de cometas a la Familia de Cometas Júpiter.

El siguiente artículo lo presenta y contiene además recursos sobre los Centauros y consejos para el aficionado.

Sobre el Cinturón de Kuiper, el lector puede consultar el apartado «Material relacionado» del artículo a continuación.

Curiosidades

Los Centauros y los Visitantes Interestelares

mpresión artística del asteroide interestelar ‘Oumuamua, que representa con precisión su color enrojecido y su forma alargada. 
Crédito: ESO / M. Kornmesser, nagualdesign.

En los 3 últimos años dos objetos del espacio interestelar, el asteroide  ʻOumuamua  y el cometa 2I Borisov, visitaron nuestro Sistema Solar. 

Basados en el análisis de las trayectorias extremas hiperbólicas respectivamente, está claro que no se originaron dentro de nuestro Sistema Solar. Gracias a ellos, ahora tenemos una mejor idea de cómo pueden ser los objetos interestelares. 

Sin embargo, su paso ha dejado a los astrónomos preguntándose si algunos de los objetos del Sistema Solar se originaron fuera de nuestro vecindario.  Un grupo de investigadores, encontraron un resultado notable en la población de Centauros según lo presenta el siguiente artículo.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.