Los restos de un antiguo asteroide arrojan nueva luz sobre el Sistema Solar temprano

Los investigadores han cambiado una línea de tiempo antes aceptada para eventos cataclísmicos en el Sistema Solar Temprano.  Aproximadamente 4.5 Ga (giga-años, o mil millones de años), cuando un gran disco de polvo y hielo colapsó alrededor de nuestra estrella recién formada. De él se formaron planetas y cuerpos celestes más pequeños. Lo que siguió fue un período caótico y violento de colisiones e impactos. mientras los ocho planetas familiares esculpían sus órbitas. Hasta que llegó a parecerse al sistema equilibrado que observamos hoy. Los registros geológicos y geoquímicos indican que después de aproximadamente 600-700 millones de años luego de la formación, un evento tuvo lugar. El sistema Tierra-Luna experimentó un período de impactos frecuentes y cataclísmicos de asteroides y otros cuerpos. Este período se denomina período de Bombardeo Pesado Tardío (Late Heavy Bombardment, LHB).

Alguna vez se pensó que este período tuvo un inicio relativamente repentino. Pero un equipo de investigación encontró evidencia de que este período de bombardeo puede haber comenzado mucho antes y disminuido en intensidad con el tiempo. El equipo esta integrado por investigadores de las Universidades de Hiroshima y Tokio.

Los hallazgos fueron publicados el 26 de Agosto en Earth and Planetary Letters .

El Meteorito de Vesta. Un meteorito llamado Juvinas es uno de los cinco meteoritos estudiados por científicos.
Crédito: Mizuho Koike, Hiroshima University.

Cuestionando el Bombardeo Intenso Tardío

“Según los estudios de las rocas lunares de Apolo de la década de 1970, se cree que el Sistema Solar Interior sufrió numerosos impactos meteoríticos. Sucedió alrededor de 3,9 Ga e incluyó a la Tierra y la Luna. Este evento se considera un proceso clave durante la evolución temprana de nuestro planeta», dijo Mizuho Koike. Él es el autor del estudio y Profesor Asistente de la Escuela de Graduados en Ciencias e Ingeniería Avanzadas de la Universidad de Hiroshima. “Sin embargo, la validez de la idea del LHB ( Bombardeo Intenso Tardío) está siendo cuestionada recientemente. Para resolver este debate, se requiere una base de datos sólida de las ‘edades de impacto’ ”.

Utilizando los meteoritos de Vesta para datar el evento

El equipo comenzó a construir esta base de datos utilizando rocas encontradas en la Tierra que se originaron en un gran y antiguo asteroide, llamado Vesta. Querían ver si podían corroborar el período de tiempo del período LHB. Si el Sistema Solar realmente experimentó el período LHB aproximadamente 3.9 Ga, Vesta, como la Luna, probablemente tendrían evidencia similar de tal evento. Evidencia que debiera proceder de alrededor del mismo período de tiempo. Lo que encontró el equipo fue un récord de impactos entre 300 y 500 millones de años antes de lo esperado.

“Descubrimos que las rocas de Vesta registraron los múltiples impactos que ocurrieron entre 4.4 y 4.15 Ga. Esto es claramente antes del pico predicho de LHB en ~ 3.9 Ga. En contraste, no se identificó evidencia de impacto en 3.9 Ga o más tarde. Estos hallazgos sugieren que Vesta (y probablemente
otros asteroides también) no registraron el LHB. En cambio, experimentaron impactos masivos en la etapa anterior ”, dijo Koike.

Todavía no está claro qué significa esto para el período LHB en su conjunto. Pero Koike y sus colegas planean investigar más a fondo la cronología del Sistema Solar Temprano.

“Nuestro estudio revela que el modelo de impacto esperado anteriormente no era correcto, al menos en Vesta”, dijo Koike. “Extrapolando esto al Sistema Solar más amplio, el concepto de LHB puede no ser apropiado para las evoluciones de los planetas. Lo que incluye a la Tierra y la Luna. Para verificar tal examen, planeamos investigar las historias de impacto en otros asteroides y materiales planetarios aplicando nuestras técnicas analíticas actuales «.

Al hacerlo, el equipo puede agregar a su base de datos e, idealmente, mirar con más claridad en el pasado lejano de nuestro Sistemas Solar.

Sobre el estudio

Revista: Earth and Planetary Science Letters.
Título: Evidencia de colisiones de asteroides tempranas antes de 4.15 Ga de fosfato de eucrita basáltico U – Pb cronología.
Autores: Mizuho Koike, Yuji Sano, Naoto Takahata, Tsuyoshi Iizuka, Haruka Ono y Takashi Mikouchi.
DOI: 10.1016 / j .epsl.2020.116497

Fuente: Hiroshima University.

Artículo original: «Remnants of an ancient asteroid shed new light on the early solar system». Sep 24, 2020.

Material relacionado

Mare Imbrium, visto en este mosaico del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA, marca el sitio de un antiguo impacto tan grande que puede haber arrojado escombros por todo el lado cercano de la luna. Los astronautas del Apolo podrían haber recogido estos escombros en sitios de aterrizaje lejanos, lo que hace que sea difícil reconstruir la verdadera historia de impactos de la luna, con implicaciones para lo que se sabe sobre el sistema solar temprano.
Crédito: NASA
/ LRO.

Las muestras lunares insinuaron un aluvión de escombros que azotaron a los planetas hace miles de millones de años. Cincuenta años después de Apolo 11, esa historia aún se está desarrollando. 

El siguiente artículo lo presenta y contiene además una rica selección de recursos sobre el tema.

Curiosidades

Una roca de Apolo 14 nos trajo una sorpresa

Imagen tomada con un ángulo bajo del Sol por la cámara de mapeo de Apolo 16 de la Formación Fra Mauro sobre el antiguo cráter Fra Mauro. 
Crédito: Foto de la NASA # AS-16M-1419.
Alan Shepard encontró la roca 14321 (flecha) en Febrero de 1971 en la que un grupo de científicos acaba de encontrar un posible fragmento de roca de la Tierra de al menos 4 mil millones de años. Big Bertha pesa alrededor de 20 libras (9 kg) y mide 9 pulgadas (23 cm) de ancho. En la luna pesaba 3.3 libras (1.5 kg).
Crédito: NASA

Tenía que suceder. 355 rocas lunares nombradas y clasificadas ya se han descubierto en la Tierra. ¡Ahora parece que los científicos han encontrado una roca de la Tierra en la Luna! Un equipo de científicos planetarios del  Centro de Ciencia y Exploración Lunar  (CLSE, por sus siglas en inglés) anunció recientemente su descubrimiento, de una posible parte de nuestro planeta en una roca traída a casa por los astronautas de la misión Apolo 14 en 1971.

El artículo a continuación lo expone y contiene una selección de recursos sobre la cronología de los impactos.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.