Una nova, brevemente visible en los cielos del sur

Los astrónomos han visto un estallido clásico de nova en un tipo de estrella variable que involucra a una enana blanca que orbita una estrella de secuencia principal. Nova Reticuli 2020 ha sido brevemente visible desde el hemisferio sur.

Una nova es una estrella que de repente aparece a la vista. 
Los primeros observadores de estrellas pensaron que eran nuevas estrellas.

Hoy lo sabemos de otra manera. 
Imagen vía Ernesto Guido ( @ comets77 en Twitter).

El veterano cazador de cometas Robert McNaught de Coonabarabran, Australia, notó algo peculiar en las imágenes CCD del cielo nocturno, tomadas el 15 de julio de 2020.

Era una estrella débil pero visible donde ninguna había aparecido antes. 

Tal estrella se llama nova, de una palabra latina que significa nuevo. Esta se encuentra frente a la constelación del sur Reticulum . 

Confirmado el hallazgo por otros astrónomos, fue reportado en The Astronomer’s Telegram el 16 de Julio. El objeto fue anunciado rápidamente a la comunidad mundial de observadores de estrellas variables como Nova Reticuli 2020 ( N Ret 2020).

Es un hallazgo raro: ¡una nova visible a simple vista!

Imagen de confirmación de la Nova Reticuli 2020.
Crédito: Comets & Asteroids
.

Una Nova Clásica

Los astrónomos han determinado que este estallido es del tipo llamado nova clásica . 

Es decir, tenemos un sistema de doble estrella donde una estrella es una enana blanca y la otra es una estrella de la secuencia principal  ordinaria, no diferente de nuestro Sol. Estas dos estrellas están muy juntas en el espacio, orbitando entre sí en una escala de tiempo de solo horas. 

Ambas estrellas están cerca. La enana blanca es un objeto colapsado con una gravedad muy poderosa; una «cucharadita» de material de enana blanca pesaría varias toneladas.

El hidrógeno de la estrella de secuencia principal succionado por la gravedad de su compañera, se introduce en un disco de acreción alrededor de ella. Finalmente, este hidrógeno se acumula en la superficie de la enana blanca, como se explica en el sitio web Cosmos de la Universidad de Swinburne:

A medida que se acumula más hidrógeno (y helio), la presión y la temperatura en el fondo de esta capa de superficie aumentan. Esto transcurre hasta que son suficientes para desencadenar reacciones de fusión nuclear. Es el mismo proceso que hace que brille nuestro Sol y la mayoría de las otras estrellas. 

Estas reacciones convierten rápidamente el hidrógeno en elementos más pesados ​​creando una reacción termonuclear desbocada. La energía liberada por la combustión del hidrógeno aumenta la temperatura, lo que a su vez aumenta la velocidad de la combustión del hidrógeno.

La energía liberada a través de este proceso expulsa la mayor parte del hidrógeno no quemado de la superficie de la estrella. Éste último forma una caparazón de material que se mueve a velocidades de hasta 1.500 km / s. Esto produce un estallido de luz brillante pero de corta duración: la nova.

Tomado de Cosmos

Un estallido de nova clásica puede ocurrir una y otra vez en un sistema de este tipo.

La Nova Reticuli 2020 está asociada con un objeto conocido en la base de datos de la Asociación Americana de Observadores de Estrellas Variables.

Está etiquetado como MGAB-V207 y categorizado como una estrella variable cataclísmica. Se sabe que este tipo de estrellas experimentan arrebatos de nova clásicos. Esto se debe a la transferencia de masa entre una estrella de secuencia principal y una enana blanca.

En una nova clásica, una enana blanca densa extrae material de una estrella compañera. El material se acumula en la superficie de la enana blanca hasta que comienzan los procesos termonucleares, creando una explosión. 
Crédito Imagen: NASA / JPL-Caltech .

¿Se podrá ver la Nova Reticuli 2020? 

Posiblemente, si aún no se ha desvanecido, y si vives en el Hemisferio Sur, donde se puede ver la constelación Reticulum. El 17 de Julio, escribiendo en Astronomy.com , Alison Klesman dijo que la Nova Reticuli 2020 brillaba alrededor de la magnitud 5.

Es decir, es visible a simple vista, pero apenas.

Si aún es visible a simple vista, necesitarás un lugar muy oscuro para ver la nova. 

Si lo tienes y también una tabla de constelaciones, te mostraré cómo encontrar Reticuli. Busca primero las estrellas brillantes Alpha y Gamma Doradus, que se muestran en la tabla a continuación (disculpas por el desenfoque de la tabla. (Asegúrate de verla más grande).

¡Buena suerte!

Ver más grande . Si vives en el Hemisferio del Sur, puedes ver la constelación Reticulum y la nova.  Puedes identificar la Nova Reticuli 2020 mirando aproximadamente 5 
grados al oeste de Alpha Doradus de magnitud 3.3 y 4.25 grados al suroeste de Gamma Doradus de magnitud 4.3. Observa que estas 2 estrellas forman un triángulo con la nova. 
Si la nova se ha debilitado, intenta usar binoculares para verla. 
Crédito Imagen: Alison KlesmanAstronomy.com .
¡Felicitaciones al cazador de cometas Robert McNaught, quien fue el primero en detectar la Nova Reticuli 2020! 
Crédito Imagen: Abc.net.au .

Resumen

Observado estallido de nova clásica en un tipo de estrella variable que involucra, una enana blanca que orbita una estrella de la secuencia principal. La Nova Reticuli 2020 ha sido brevemente visible desde el Hemisferio Sur. Al momento de escribir esto, no sabemos si aún es visible.

Fuente: EarthSky.

Artículo original: «A nova, briefly visible in southern skies«.  Deborah Byrd  July 19, 2020.

Material relacionado:

Atrapando una explosión de supernova desde el inicio:

Víctor Buso en su observatorio casero, en la ciudad de Rosario. 
Crédito imagen: Página 12.

Observar el momento exacto en que explota una supernova ha sido un desafío para los astrónomos. Las iniciativas están en marcha para atrapar este momento fugaz, pero es un astrónomo aficionado que ahora reclama la detección más temprana de una supernova.

La noticia y el trabajo de investigación que desencadenó, junto a una selección de recursos sobre supernnovas, se presentan en el artículo:

Un caso notable: La Nova de Tycho.

Tycho Brahe observa la supernova por primera vez.
Grabado del libro Astronomie Populaire de Camille Flammarion (1872).

En 1572, el astrónomo danés Tycho Brahe fue uno de los que notó un nuevo objeto brillante en la constelación de Casiopea. 

Añadiendo combustible al fuego intelectual que comenzó Copérnico, Tycho mostró que esta “nueva estrella” estaba mucho más allá de la Luna. Entonces era posible que el Universo más allá del Sol y los planetas, cambiara. 

Los astrónomos ahora saben que la nueva estrella de Tycho no era nueva en absoluto. Más bien señaló la muerte de una estrella en una supernova , una explosión tan brillante que puede eclipsar la luz de toda una galaxia.

 Esta supernova particular era de tipo Ia , que ocurre cuando una estrella enana blanca extrae material de una estrella compañera cercana o se fusiona con ella hasta que se desencadena una explosión violenta. La estrella enana blanca es borrada, enviando sus escombros al espacio.

La explosión de la nova de Tycho dejó un remanente (los escombros de la explosión), que hoy es observable con telescopios de rayos X como el Chandra.

Esta imagen de la SNR de Tycho del Observatorio de rayos X Chandra de la NASA revela un patrón intrigante de grupos brillantes y zonas más débiles. Para enfatizar estas características, se seleccionaron dos rangos estrechos de energías de rayos X para aislar el material (silicio, color rojo) que se aleja de la Tierra y el que se mueve hacia nosotros (también silicio, color azul). Los otros colores en la imagen (amarillo, verde, azul-verde, naranja y morado) muestran una amplia gama de diferentes energías y elementos, y una mezcla de direcciones de movimiento. Los datos de rayos X de Chandra se muestran junto con una imagen óptica de las estrellas en el mismo campo de visión, del Digitized Sky Survey. 
Crédito de la imagen: NASA / CXC / RIKEN / Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA / T. Sato et al / DSS.

Las imágenes de rayos X del remanente de supernova de Tycho ( SNR, por “Super Nova Remnants”) muestran un patrón de grupos brillantes y zonas más débiles. Lo astrónomos han comparado los nuevos datos del Observatorio de rayos X Chandra con las simulaciones por computadora. Han encontrado evidencia de que la explosión de supernova en sí, y no algo diferente después, fue la fuente de esta distribución grumosa.

Una presentación de este estudio, junto a una selección de recursos sobre dicha supernova y sobre los remanentes de supernova en general , se encuentran en el artículo:

Curiosidades:

Polvo de supernovas en la Tierra:

La estación de Kohnen es un asentamiento de contenedores en la Antártida, de cuya vecindad se originaron las muestras de nieve en las que se encontró Hierro-60.
Crédito: Martin Leonhardt / Alfred-Wegener-Institut (AWI).

El raro isótopo hierro-60 se crea en explosiones estelares masivas. Solo una cantidad muy pequeña de este isótopo llega a la Tierra desde estrellas distantes. Ahora, un equipo de investigación descubrió por primera vez el Hierro 60 en la nieve antártica. Los científicos sugieren que el isótopo de hierro proviene del vecindario interestelar.

La cantidad de polvo cósmico que llega a la Tierra cada año oscila entre varios miles y diez mil toneladas.

La mayoría de las partículas diminutas provienen de asteroides o cometas dentro de nuestro Sistema Solar. Sin embargo, un pequeño porcentaje proviene de estrellas distantes. No hay fuentes terrestres naturales para el isótopo de Hierro-60 contenido en él. Se origina exclusivamente como resultado de explosiones de supernovas o por reacciones de radiación cósmica con polvo cósmico.

El hallazgo es presentado en el siguiente artículo, que contiene además una selección de recursos sobre el tema, incluyendo otras detecciones en el fondo oceánico:

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.